Dejar un comentario

RESTAURANTES CON… HUERTO

Esta tendencia llega también a la restauración, no solo hay establecimientos de KM.0, donde fomentan la venta de proximidad con productos locales favoreciendo a los pequeños agricultores de la zona eliminando intermediarios, si no que muchos chefs se convierten en expertos agricultores y ya disponen de huertos propios de los que abastecerse, dando un valor añadido a sus creaciones culinarias potenciando los sabores, aromas y colores con ingredientes recién recolectados.

Esta predilección de nivel mundial del «campo a la mesa» se extiende también por toda España, nos encontramos desde los más rurales con extensiones de cultivo a los más urbanos, donde cultivan sus propias plantas aromáticas, verduras y hortalizas en las azoteas de los edificios de las grandes ciudades, utilizando productos de temporada los cuales conservan sus características organolépticas obteniendo productos de calidad, toda una delicia gastronómica.

Un ejemplo de ello es la azotea del Hotel Wellington, al viajar a París y New York, constataron de primera mano esta corriente tan apreciada en la alta cocina. Detrás de este proyecto se encuentra su Chef y un equipo especializado dedicado exclusivamente al huerto, donde producen de manera ecológica gran variedad de verduras y hortalizas como lechugas, guisantes, zanahorias, berenjenas, coliflor, brócoli, alcahofas… que posteriormente se podrán degustar en el restaurante Las Raíces del Wellington.

Este exquisito huerto ha sido galardonado con el Premio de Agricultura Urbana por el Foro Agrario 2015 y participado en distintas ferias internacionales.

Su último proyecto es este viñedo urbano de 45 metros cuadrados del cual esperan una producción anual de 100 botellas de vino tinto y blanco, de variedades tan españolas como Albariño, Tempranillo, Monastrell, entre otras… contando con la colaboración de profesionales del sector guiandoles en las técnicas de viticultura como el emparrado para la obtención de estos vinos tan selectos.

Desde aquí agradecer al Hotel Wellington su colaboración y su invitación a su maravilloso huerto, un lujo en plena urbe.

Así que, si dispones de un rincón soleado te animamos a que te apuntes a esta corriente y cultives tus propias plantas aromáticas para empezar: un poquito de perejil, tomillo, romero, cebollino, orégano, albahaca, hierba buena… para aderezar tus platos.

Una filosofía con diferentes vertientes con un denominador en común, el uso de excelentes productos de temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *